desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Un apartamento con reforma integral

De la transformación radical de este piso madrileño surgen nuevos espacios visualmente conectados y repletos de luz donde los acabados cobran protagonismo.

Mi Casa 16/01/2015
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Los dueños de este piso adoraban su ubicación en el Barrio de Salamanca, en Madrid, aunque sufrían las carencias de una vivienda antigua, con una distribución poco práctica. La pasión por la zona les impulsó a renovar de raíz la casa antes de optar por un cambio de barrio, así que decidieron ponerse en manos del Estudio Blob, integrado por la arquitecta Laura Ortuño y la interiorista Blanca López de la O, especialistas en obras a medida, adaptadas al modo de vida de sus clientes con el objetivo de mejorar su día a día cuidando hasta el último detalle de un proyecto.

El mayor reto del cambio fue respetar los tres dormitorios y dos baños existentes, e integrar uno de ellos en suite, así como el proceso de sacar a la luz, literalmente, la cocina, que antes se ubicaba en el interior, con salida a un patio. Hoy la organización del nuevo espacio dista mucho de las zonas oscuras y reducidas de antaño; los sistemas de puertas correderas y muebles abiertos —realizados a medida por la firma Andreawalt— delimitan los ambientes sin interferir en el flujo natural de la luz. Se presenta en primer término el salón, amplio y luminoso, que en caso necesario, se independiza del recibidor mediante un tabique corredero. 

Junto al comedor se instaló una gran librería sin trasera, que hace las veces de elemento divisor respecto a la cocina, unida al salón e independiente al mismo tiempo gracias a este módulo igual de práctico por ambas caras. La unidad visual de las dos zonas se logró gracias a la continuidad de los techos y del suelo, que integran todos los ambientes en un mismo espacio. Aún así, la cocina cuenta con elementos adecuados para sus funciones, como una encimera de acero o parte del suelo revestido de loseta hidráulica como protección contra las manchas.  

El nuevo tratamiento que reciben los dormitorios apuesta por ampliar los espacios y ganar más luz natural. El principal se duplica con un vestidor —integrado y equipado con módulos a medida— ubicado en el acceso al cuarto de baño. Su decoración ecléctica y cálida enriquece el resultado final. La complicada distribución de la habitación infantil se resolvió con un mueble a medida que acoge cama abatible y estantería; así durante el día queda espacio para jugar.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos