MiCasa
Buscador

Cataluña, España

Un antiguo granero es hoy una de las casas con más estilo

Esta vivienda catalana pasó de ser granero a una casa neorrústica con interiorismo top gracias a una rehabilitación respetuosa con el pasado y a una dosis extra de estilo.

Begoña Fernández 27/07/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



En Pals, un pueblo del Bajo Ampurdán gerundense, se encuentra esta casa —construida en 1900 y siempre utilizada como granero y almacén— que ahora estrena una distribución peculiar y un interiorismo impecable, que conjuga los muros de piedra y las vigas originales, con diseños depurados y actuales. La transformación es una obra de la arquitecta Glòria Duran Torrellas, llevada a cabo por la promotora Cases Singulares de l’Empordà. En la planta baja se ubican la entrada, dos dormitorios, un baño, una habitación polivalente y el
garaje. Pero es en la primera planta, a la que se accede a través de una escalera de baranda transparente, donde el proyecto sorprende por su originalidad.

Para que la casa ganara una zona al aire libre, la arquitecta proyectó un patio donde antes no lo había: vació parte de la cubierta, aunque mantuvo la fachada principal, para no alterar la imagen de la construcción desde la calle. Esta planta queda convertida en un ático donde todas las estancias se articulan en torno al nuevo espacio, con perímetro acristalado y puertas correderas. Los ambientes disfrutan ahora de una luminosidad increíble y, además, parecen más amplios. Entre los numerosos aciertos del proyecto cabe destacar que la rehabilitación se ha realizado con criterios de sostenibilidad. Algunos ejemplos: las cubiertas y los pavimentos se han aislado térmicamente; los ventanales, en aluminio, son nuevos y con rotura de puente térmico y doble acristalamiento bajo emisivo —más eficiente, para lograr un mayor ahorro de energía—; dispone de placas solares para el suministro de agua caliente; toda la iluminación es de tecnología LED; y tiene un sistema domótico para el control lumínico y de la climatización, calefacción y aire acondicionado.

CLAVES DE LA REHABILITACIÓN
- La casa mantiene su esencia rural al dejar a la vista las paredes de piedra y las vigas de madera originales, pero su interiorismo es moderno y su distribución, funcional.  
- La primera planta gana un espacio al aire libre, después de vaciar una parte de la cubierta. Es un patio de unos 22 m2, donde se ha construido, además, una mini piscina. El resto del espacio de esta planta se organiza en torno al patio, con perímetro acristalado, para conectarlo visualmente con salón-comedor y un dormitorio, que tienen acceso directo a través de puertas correderas.  
- Los pocos tabiques de esta planta no llegan al techo, se rematan con cristal, para dejar ver la continuidad de la cubierta.



Comentarios

Publicidad


Más Casas




Ver Todos