desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Reformas

Soluciones de baño para personas mayores

Cuando el paso de los años hace mella en las personas de avanzada edad, la movilidad comienza a resultar un problema en muchos de los casos, siendo necesario acondicionar determinadas zonas de casa como el aseo. Algo indispensable para que puedan seguir sintiéndose cómodos en el lugar de mayor intimidad de la casa. 

Mi Casa 28/06/2016
Imprimir
Twitter
Facebook
Pinterest

Baño personas mayores

Foto: Ayudasdinamicas.com


Los ancianos no lo tienen tan fácil como nosotros. Sobre todo a la hora del aseo. Cuando hablamos, además, de problemas de movilidad reducida, un cambio es indispensable para hacerles la vida más fácil y cómoda. 

Y ya no sólo hablamos de comodidad. El riesgo de lesiones y caídas disminuye cuando el acondicionamiento es óptimo. Por ello, te sugerimos una serie de ideas para hacer adaptar su cuarto de baño a sus necesidades. 

Suelo de material antideslizante

Evitará caídas al salir de la ducha o bañera y, en el caso de que utilicen silla de ruedas, permitirá un deslizamiento seguro sin peligro a resbalar. 

La altura perfecta

Procura que todos los accesorios de baño estén a una altura que no supere los 120 cm para que así estén a su disposición sin tener que hacer grandes esfuerzos. Nos referimos a los toalleros, cajones o accesorios como jaboneras.

El lavabo

Evita aquellos con mobiliario inferior. Además de que llegará un momento en que para ellos sea casi imposible acceder a sus objetos personales situados tan abajo, debe permitir el acceso a una silla de ruedas si es el caso y estar a unos 80 cm de altura. 

Mejor de palanca. Evita los grifos giratorios para no lesionar los huesos de las muñecas ni que haya riesgo de que se lo dejen abierto por un cierre no completo. 

La puerta de entrada

Mejor si es corredera. Si se caen dentro y no lo es, puede cerrarse e impedir la entrada. Evita también los cierres de seguridad o cerrojos interiores.

leroy

Foto: Leroy Merlin

El WC

La altura ideal son los 50 cm. Te recomendamos, además, instalar una serie de apoyos laterales para mejor sujeción a la hora de incorporarse o agacharse. Por supuesto, el asiento ha de estar sujeto de forma segura y ha de ser cómodo (existen soluciones complementarias para ello que amortiguan posibles golpes).

La ducha

Lo más recomendable es una ducha a la que se pueda entrar de forma accesible y segura con sujeciones a los lados. La bañera no es nada accesible y puede favorecer las caídas. La ducha, además, no debe tener bordes a la entrada para evitar tropiezos y favorecer la entrada de una silla de ruedas. Fíjate bien en la pendiente, en el suelo antideslizante y que el desagüe esté en perfectas condiciones. Puedes colocar, además, asientos de ducha en su interior. Una solución complementaria segura, resistentes a la humedad y hecha a medida (echa un ojo a las de independi.es).


Tags: Baños.
| Categorías: Reformas

Comentarios

Publicidad


Ver más articulos