MiCasa
Buscador

A fondo

Un luminoso cuarto de baño en blanco y amarillo

Aunque su planta es generosa, este ambiente parece aún más amplio. El predominio del color blanco y la ausencia de muebles logran que resulte muy espacioso.

Realización: Andrea Pussin. Texto: S. González. Fotos: Mauricio Fuertes. 19/04/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



El secreto de este cuarto de baño se basa en dos puntos.

El primero, la ventana: además de favorecer la entrada de luz natural, da la impresión de que estamos en pleno jardín, lo que potencia la sensación de sosiego.

El segundo punto es el diseño minimalista: en lugar de armarios que lleguen hasta el suelo, encontramos una encimera volada sobre la que descansan dos lavamanos. ¿El resultado? El ambiente parece amplio, con suficiente espacio libre para moverse con soltura. Esa sensación de ligereza se potencia, también, con la grifería empotrada en la pared, que permite mantener la encimera despejada. Además, el espejo que preside la zona de los lavabos carece de marco para no recargar el ambiente.

La nota de calidez la pone la lámpara de sobremesa, con un pie color mostaza que entona con los apliques.

Reforma, del estudio Taroms Arquitectes. La decoración es de Natalie Philips, del estudio NP Interiors.



Comentarios

Publicidad


Más Baños




Ver Todos